16/6/17

Feria de San Isidro 2017 – Plaza de Toros Monumental Las Ventas - Madrid



Escribe: Anibal  Arredondo 

Escribo para ustedes  amigos taurinos, especialmente para mis compatriotas peruanos, porque de esta patria nacen  dos grandes promesas  del arte taurino; Andrés Roca Rey  y Joaquín Galdós, de veinte y veintidós años respectivamente. Nacidos en Lima.

La comentarista Patricia Navarro dice de Roca Rey,  “Es la sabia nueva, que se necesita en el toreo,  la sangre suele ser el aval de su triunfo, por esa capacidad infinita, tremebunda, en ocasiones de jugar los muslos sin la menor intención de rectificar. Roca torea sin el cuerpo, se olvida de él “.

Yo digo, que Roca Rey  quiere el poder, como debe ser, y torea con el alma. Muchas figuras empezaron con ese objetivo, espero que  lo mantenga.

Confieso mi pasión por los toros, y algo se de ello, y por eso no me he perdido ninguna corrida de la feria de San Isidro en este año. Treintaicuatro corridas donde alternan toreros de gran prestigio, porque “Las Ventas”, abren solamente sus puertas a quien merece torear en esta Monumental como si rindieran un  riguroso examen para alcanzar el éxito.

El 24 de mayo,  vi a Roca Rey, vestido de verde botella y oro, torear un bravo negro bragado con todos sus matices,  ahí  el toro se entregó con una codicia y transmisión tremenda y Roca cumplía el sueño del toreo. Por eso  vienen  miles de aficionados y otros tantos de espectadores a verlo.

En esa corrida Roca Rey, brinda su montera al rey Juan Carlos, se nota la presencia del novel peruano Mario Vargas Llosa y una bandera peruana que juega con el viento de la tarde.

Un toro de la ganadería de Juan Pedro Domeq, sale entregado, Roca recibe por alto al toro, se planta firme en la arena, le muestra el engaño con una chicuelina, y el toro muestra una nobleza desconocida, de tal forma que brotó una tanda de hermosos naturales que humilló al bravío,  fijó un largo y hondo muletazo que caló en los tendidos.

Roca más valeroso y decidido en el mismo lugar desbordo grandeza, finalmente una estocada en buen sitio en la hora suprema permitía pasear una oreja. Fue una faena de expresión de valor de toreo de verdad, suficiencia y ansia de poder, fue la transmisión de un espíritu joven entregado e ilusionado por el triunfo.

El año pasado  Roca Rey tuvo la suerte de salir en hombros por la puerta principal de esta plaza   de las Ventas y que pocos pueden hacerlo, y en la feria de Sevilla “La Real Maestranza”, obtiene  el ansiado  premio de dos orejas.

Este jueves primero de junio  acaba de consagrarse en” Las Ventas”, otro torero peruano; Joaquín Galdós, que confirma alternativa con sus  padrinos Manzanares y Rivera, y que en un acto de valor recibió  a un negro de filudos y abiertos pitones, capoteo pegado , y finalizado el tercio de muletas, mató al trapío en una certera estocada. El público  ovaciono y sacó pañuelos blancos solicitados a la presidencia el premio  de una oreja y la obtuvo merecidamente.

                     Madrid  Junio del 2017